Ecured y yo…

Ecured, una enciclopedia creada por todos y para todos

por Nelsis Acosta Acosta

Siempre supe que un día llegaría… la primera vez que oí hablar de ella  solo fue un fugaz vistazo a un e-mail  que pedía  bajito comenzar en ella, no se por qué la idea me atrapó desde ese momento, ahí me convencí de que la estaba esperando y que por un buen tiempo estaría unida a ella, como parte de ese cordón umbilical que la alimentaría. Y solo levanté la mano y dije como el burro de Sherek…. ¡Pregúntame!  ¡Pregúntame!.

Los  trastazos, choques y naufragios comenzaron por montones, hasta que poco a poco, paso a paso, gota a gota, me apropié de ella, la ocupé, la hice parte de mi, ya no la solté más, ni para dormir, pues no han faltado las noches de sueños y pesadillas, enredada en esa gran   telaraña, sin poderme zafar.

La idea de interactuar con ella me fascinaba,  cada día me gustaba más, en verdad me enamoré de ella,  pues encontré esa motivación que hace tiempo estaba buscando, solo con pensar que desde cada rinconcito de esta islita pequeña y a la vez  grande, se construiría el conocimiento entre todos, desde cada lugarcito de Cuba y para todo el mundo, como cosa de magia.  Y así fuimos creciendo,  ella y yo, primero colaboradora, luego moderadora y de veras, desde esta esquinita donde trabajo, me sentí grande, gigante.

Los moderadores más destacados de Ecured, se reúnen para debatir sobre como avanzar en el perfeccionamiento de este ejemplo de Web2.0

Cada hecho, fenómeno, proceso, lugar, hecho histórico, personajes, personajillos quedaron fotografiados y argumentados en ella. Siempre la comparé con algo grande, como una olla gigantesca,  como lo enciclopédico donde cabe todo, lo universal,  lo lindo y lo feo, lo agradable y  desagradable, lo revolucionario y  contrarrevolucionario, en fin donde todo se revuelve y cocina, para obtener algo agradable, rico,  como ese ajiaco cubano que  a la mayoría de los genuinamente cubanos nos gusta y que en todo julio y septiembre en el barrio cocinamos entre todos y que siempre le cabe algo más.

Recuerdo aquel 14 de diciembre de 2010, el lanzamiento oficial en toda Cuba, locales llenos, todo full, niños, estudiantes, profesionales, instituciones, varias caras donde no cabía el asombro, los criticones, claro, ¡a criticar!,  pensaron que no llegaríamos. A la hora fijada, silencio total, la mayoría se enteró allí que existía, que ya “caminaba” por la red, que ya daba “pasitos”, que “vivía”.

Cuántos encontronazos prósperos,  cuántos consejos, indicaciones, peleas de frente, a campo abierto, pero sin enemigos, construyendo para todos,

Hoy es común hablar de Ecured, cien mil visitas diarias recibe el sitio; unos para colaborar y muchos para consultar

Qué gratificante cuando a un año del lanzamiento, cuando se celebró el primero aniversario vimos caras alegres, felices, escuchamos experiencias de niños, jóvenes, estudiantes, maestros, profesores, padres, sobre la utilidad que ha tenido, de lo que ha aportado,  de los problemas resueltos.

Se que los escépticos que no creen en nada han tratado de buscarle manchas, pero también con esto la han hecho grande, solo con pensar en lo que dijo Martí me rindo: “el sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.”

Me permito llamarla Querida, cuánto nos ha enseñado, a cuántos ha capturado y ha hecho más sabios bajo tu manta, para mi ha sido la gran escuela, la oportunidad de crear sin límites,  de abundar, de dar a conocer la realidad de cada pedacito de Cuba y del mundo desde nuestra óptica, sin ser una carga,  ni una meta, sino un destino. Se que cuando pase el tiempo cuando esté en otra etapa de mi vida recordaré estos años como los que más me han aportado  a mi vida profesional, por la variedad de conocimientos que me has nutrido, me has enriquecido, me has hecho crecer.

SEÑORA ECURED, mis respetos, perdurarás en el tiempo como un proyecto grande, limpio, vivirás como la Revolución… a pesar de todo.

Esta entrada fue publicada en Ciencia y Técnica, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ecured y yo…

  1. Osmani dijo:

    Indudablemente su comentario está brillante, la historia que incluyes es verdaderamente la realidad, conozco de tu dedicación, entrega, inteligencia, valor de tus aportes a la ECURED, escenario para construir el conocimiento entre todos en Cuba y el mundo, gracias por tu ayuda.
    Me sumo a la felicitación y deseando que la magia se multiplique y que tu motivación continúe para el bien de la humanidad …..

  2. Eddy dijo:

    Excelente cometario estimada amiga, sé muy bien cuanto has vivido la realización de esa enciclopedia, cuanto la has disfrutado, cuanto has hecho por la misma y cuanto sigues haciendo cada día, de veras te felicito, ya que eres una de las personas más dedicadas a Ecured, vives para ella en cada segundo, sabes bien que lo sé……

    • Nelsis dijo:

      Eddy mil gracias por tu comentario, me alegro aparezcas y me gustaría que sigas contribuyendo con Ecured desde donde estés, pues ya he visto, después de tanto tiempo, algún artículo tuyo de estos días. Tu has sido también uno de los colaboradores más activos de este gran proyecto. Espero tus nuevas contribuciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *