El Cambio Climático entre nosotros. La Sequía.

Triste paisaje que nada tiene que ver con la pequeña cascada permanente que existió aquí y que nunca dejó de caer. También desapareció la excelente poza de piedras y aguas transparentes que me gusta disfrutar siempre que tengo la oportunidad

Triste paisaje que nada tiene que ver con la pequeña cascada permanente que existió aquí y que nunca dejó de caer. También desapareció la excelente poza de piedras y aguas transparentes que me gusta disfrutar siempre que tengo la oportunidad

De madrugada mientras escribo estas líneas, nada más nostálgico que la letra de la canción que me acompaña en todos los sentidos “Esta tarde vi llover”. Las palabras a escribir y la demora del artículo van cargadas de ese desespero de un día tras otro por que ocurra un cambio en la naturaleza que permita la recuperación del daño que se agudiza. En materiales anteriores bajo la serie “Cambio climático entre nosotros” he querido sensibilizar alrededor de los efectos reales que nos rodean, acercando a la conciencia de cada cual la importancia de que todos nos movilicemos de conjunto por la causa del clima mundial. La base de lo que escribo hoy responde a recorridos realizados entre los meses de junio y agosto evaluando daños y estados delos lugares en función del impacto sobre la flora y la fauna menor. Es por ello que las imágenes que apoyan el trabajo ya tienen 3 meses o más de tomadas, por lo que la situación a observar hoy en esos lares resultan más impactantes.

Ya en junio esta fue la única fuente de agua encontrada en el corazón del área protegida del Cerro Galano

Ya en junio esta fue la única fuente de agua encontrada en el corazón del área protegida del Cerro Galano

Antecedentes. Frases antiquísimas sin otras fuentes de confirmación que la memoria oral aseguran que la franja costera de la mitad noroeste de Holguín, según estudios realizados para la Santa Lucía Company SA por entidades de EEUU hacia 1919, aseguraban que nos encontramos situados en la misma latitud de los grandes desiertos y está condenada a convertirse en región semidesértica. Según la memoria familiar, hacia los años de la década del 30 del pasado siglo, “una intensa sequía obligó a eliminar las palmas de la finca familiar para salvar un mínimo de animales mayores para leche y laboreo, mientras las grandes masas fueron sacrificadas o trasladadas en barcazas hacia otras zonas del país para que subsistieran”. Mi memoria personal si puede dar fe de una extensa sequía que se prolongó entre los años 1982 y 2004 básicamente, la causa fundamental por la que percibo que se ha asumido la construcción de viviendas en peligrosos lugares en los que surgían arroyos temporales o corrientes fuertes de aguas, pero que la memoria histórica lo ha olvidado; o la desaparición de la industria azucarera en la región, donde nadie más que la naturaleza se encargó de eliminar las plantaciones cañeras que aportaban la materia prima. Esta también ha sido la causa principal por la que han desaparecido excelentes especies animales como los famosos “camarones” colorados gigante de río (langostinos), el cancolio (langostino común), el dajao, mafo, guabinos, anguilas y biajacas; entre otras. Estas percepciones se pueden considerar mucho mejor si se analizan las estadísticas históricas de lluvias, celosamente recopiladas por la Santa Lucía Company y otros particulares del lugar, reflejando una serie con sus inicios en 1886.

Actualidad.

Esta Caoba Antillana sufre las secuelas del “cáncer”

Esta Caoba Antillana sufre las secuelas del “cáncer”

Pasado el extenso período reciente de más de 20 años de sequía, se inició un período lluvioso cercano a lo normal, donde si bien no se alcanzaron los índices históricos de lluvia y recuperación del manto, si permitió eliminar la sequía agrícola y recuperar la producción de alimentos con un fuerte impulso y estímulo a la producción agrícola tradicional de viandas, granos y carnes que llegaron a establecer record sobre los registros; pero desde el verano del pasado año, se reinició un descenso significativo de los volúmenes de producción, por una causa evidente. Ya hacia febrero se observaba un daño preocupante en las plantaciones de orquídeas de las áreas forestales del municipio Rafael Freyre. Aparición de “cáncer” en las caobas antillanas, fundamentalmente en las de mayor porte del área protegida del Cerro Galano, y otras afectaciones. En el ambiente mediático es común las noticias de los record de temperatura que se establecen a diario y con saltos cercanos a los 2 0C, así como la información oficial para mi zona de que transitamos por el año más seco de los últimos 105 años. ¿Como meditar? Las refle xiones que cada uno pueda realizar tienen que estar dirigidas a mi criterio en tres direcciones fundamentales, siempre alejados de pensamientos castratrófistas o sensacionalistas:

  1. ¿Cómo puedo influir para disminuir la afectaciones al ambiente y a la familia?
  2. ¿Cómo prepararme para eventos peores de esta naturaleza?
  3. ¿Cómo enfrentar la actual escasez de lluvia?

A continuación solo me limitaré a aportar algunas imágenes que le ayuden a meditar al respecto, bajo la premisa de que siempre podemos actuar para mejorar en lo personal y en el impacto ambiental. No quiero aquí reflejar imágenes de muertes masivas de aves pequeñas y otras que me resultan impactantes y nada pueden resolver a mi criterio. Espero sus acciones.

Al parecer esta variedad de orquídea es muy sensible a la sequía, pues ya en abril definía una seria afectación en su población

Al parecer esta variedad de orquídea es muy sensible a la sequía, pues ya en febrero definía una seria afectación en su población

Este profundo pozo (El de Capó) y su bebedero, siempre fueron una garantía para animales y personas, dentro de los bosques de La Caridad de Bariay

Este profundo pozo (El de Capó) y su bebedero, siempre fueron una garantía para animales y personas, dentro de los bosques de La Caridad de Bariay

Gracias al flash de la cámara hoy puedo ver esta “solapa” que de niño siempre fue la zona “mística” donde a decir de los mayores, se refugiaban “jigües”; pretexto para que ningún muchacho se acercara por lo profundo y peligroso del charco

Gracias al flash de la cámara hoy puedo ver esta “solapa” que de niño siempre fue la zona “mística” donde a decir de los mayores, se refugiaban “jigües”; pretexto para que ningún muchacho se acercara por lo profundo y peligroso del charco

 

Esta piedra es uno de los límites de una “insecable” poza natural. Según las historias familiares, en su base fue necesario cavar un pozo hacia 1930 por la intensa sequía que azotó el lugar. Obsérvese el límite permanente de las aguas

Esta piedra es uno de los límites de una “insecable” poza natural. Según las historias familiares, en su base fue necesario cavar un pozo hacia 1930 por la intensa sequía que azotó el lugar. Obsérvese el límite permanente de las aguas

Estas polimitas debieron salir de su invernación con las lluvias de marzo o abril. Al extenderse la sequía, se encuentran muertas donde iniciaron su vital ciclo

Estas polimitas debieron salir de su invernación con las lluvias de marzo o abril. Al extenderse la sequía, se encuentran muertas donde iniciaron su vital ciclo

Todos los bosques que aquí se observan fueron desarrollados por la política forestal a partir de los años 70 para aumentar la cobertura boscosa y el comportamiento del clima

Todos los bosques que aquí se observan fueron desarrollados por la política forestal a partir de los años 70 para aumentar la cobertura boscosa y el comportamiento del clima

6 meses atrás, esto era un excelente y productivo platanal (plantación de bananas vianda)

6 meses atrás, esto era un excelente y productivo platanal (plantación de bananas vianda)

¿Alguien recuerda así al rio Yabazón a la altura del puente de Cuabita? Esta es la frontera geográfica entre Gibara y Freyre

¿Alguien recuerda así al rio Yabazón a la altura del puente de Cuabita? Esta es la frontera geográfica entre Gibara y Freyre

Aunque no lo crea este es el vaso de una micro presa que muchas veces vi deprimirse, pero nunca secarse. A ella siguen llegando los animales en busca de agua, aunque hace más de 8 meses que aquí no existe ninguna

Aunque no lo crea este es el vaso de una micro presa que muchas veces vi deprimirse, pero nunca secarse. A ella siguen llegando los animales en busca de agua, aunque hace más de 8 meses que aquí no existe ninguna

 

Esta entrada fue publicada en Ciencia y Técnica, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *