LA PATRIA CHICA

Por Luís Sánchez Cárdenas

Vista cercana a la escalinata, de La Loma de la Cruz

Volver a escuchar la frase me hizo recodar mis años de estudiante y más cercanos en el tiempo, los días en impartía clases de historia sobre el tema, que viene a ser una suerte de eslabón primario en el proceso de formación del cubano y del actual concepto de Patria que conocemos.

Celebro y doy gracias por este sitio de nombre tan sugerente que a su vez hace brotar en mi una pregunta no menos sugerente. ¿Qué clase de holguinero soy? No es que pretenda clasificar a los holguineros en una especie de tipología en base a su lugar de procedencia o por los rasgos de su carácter, solo que la frase motiva y si unimos esto a los años de convivencia viendo el ir y venir de las personas desde y hacia esta ciudad, podemos decir que mucho ha cambiado desde su fundación hasta la fecha.

Parque "Calixto García" con La Loma dela Cruz al fondo, en un atardecer

Para ser honestos soy santiaguero naturalizado en Holguín desde los seis años y luego de casi tres décadas de permanencia, algo he podido ver del movimiento migratorio del lugar que lo ha transformado en una ciudad variopinta de colores, sabores y formas de ver la vida. Desde “aquellos maravillosos 80” mucho ha cambiado “La Ciudad de los Parques”, no en estructura física sino socio-culturalmente hablando, la variada procedencia de los que hoy poblamos Holguín no la ha desvalorizado sino que cada cual le ha aportado a ese carácter de centro cultural gigante que poseemos.

Muchos como yo nos establecimos de pequeños e hicimos del territorio nuestro patio de juegos, la escuela, el barrio… en fin que nos cuesta no vernos ya como holguineros, aunque el carné se empeño en desmentirnos, a fuerza de subir la Loma de la Cruz o caminar por sus rectas calles de parque en parque. Para otros pudiera ser distinto, los hay quienes se consideran a si mismos, a pesar de los años de convivencia, como visitantes, cuando más residentes sin alcanzar ese grado de identidad que otros poseemos.

Símbolo de Holguín y del decir y la picardía del cubano, "El Guayabero"

La patria chica ha crecido y de la cultura primigenia legada a nos por los primeros pobladores de la ciudad nos queda todo, sumado a la amalgama de expresiones culturales traídas por los que después fuimos llegando para quedarnos.

Quizá no encuentre una respuesta exacta a mi pregunta pero esta es mi Patria Chica y cual Pepe Antonio me levanto a su favor, más allá de toda postura preestablecida, como una condición del alma que reconoce los puntos clave de su origen para saber que senda seguir. Es Holguín la primera palabra de mi concepto de Cuba, se me ha mostrado como una suerte de senda que recorre cada cubano para alcanzar su propia identidad.

Esta entrada fue publicada en Mi Pueblo. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a LA PATRIA CHICA

  1. leydis sanchez cardenas dijo:

    muy bello mi heramanito del alma esas palbras tuya encuierran todo el amor por la patria lejana para mi pero siempre en mi corazon..un besote uy un abrazote dedse lejos de tu heramnita k te adora ………muy buen articulo el tuyo..orgullosa de ser tu hermana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *