Historia para crecer

por Germán Veloz Placencia y publicado originalmente en http://www.granma.cubaweb.cu/2013/10/25/nacional/artic11.html

Posición coheteril desde la que se disparó al U2. Hoy afectada por el huracán Sandy, espera porque se le instale el cohete derrivado por los vientos

Posición coheteril desde la que se disparó al U2. Hoy afectada por el huracán Sandy, espera porque se le instale el cohete derrivado por los vientos

BANES, Holguín.- Cuando la llama del motor del cohete se resumió en el estruendo de la trepada en busca del avión espía norteamericano (U-2) abatido minutos después, a Maribel Simón Hernández le dijeron que había escuchado un trueno. Fue la forma más sencilla que el 27 de octubre de 1962 encontraron los padres para no alterar la inocencia de una niña de cuatro años. Maribel reside en La Anita, localidad donde instalaron el campamento y las baterías coheteriles antiaéreas las tropas soviéticas que asistieron solidariamente a Cuba en aquel convulso periodo. Amable, comunicativa y paciente, como corresponde a quien lleva más de 30 años en las aulas, asegura que comparte los recuerdos con sus pupilos porque la historia hace crecer. “En la casa hicieron todo lo posible por ocultarnos la gravedad de los sucesos, pero notamos la tensión de los mayores. Un rato después del ‘trueno’ pasó un miliciano con un arma al hombro y dijo: ¡Ya empezó! Años después me percaté que hablaba de una guerra que finalmente se evitó”.

Durante los últimos siete años, Maribel ha impartido clases a alumnos de preescolar; pero antes lo hizo con los de primero a cuarto grados, en la escuela rural Fernando de Dios Buñuel, hoy con una matrícula de 26 educandos. “Tenemos cuatro aulas y un cubículo de Computación con una máquina. Me gusta llevar a los muchachos las comparaciones entre épocas, para demostrar que hubo niños que no conocieron es-cuelas, ni maestros. Aquí no hay biblioteca, pero semana por semana viene una bibliotecaria y organiza con los alumnos lecturas de libros muy buenos”.

Maribel, amable, comunicativa y paciente, como corresponde a quien lleva más de 30 años en las aulas

Maribel, amable, comunicativa y paciente, como corresponde a quien lleva más de 30 años en las aulas

Conocedora de la historia del lugar, refiere que el sitio de ubicación del plantel, construido en 1969, fue parte del campamento levantado por los militares soviéticos antes de trasladarse al área desde la cual dispararon el misil.

La maestra Mirtha Ramírez Pérez apenas lleva dos cursos en La Anita, pero conoce todo lo relacionado con el hecho de marras. Dice que utiliza las clases de la asignatura El Mundo en que Vivimos para mostrar la naturaleza tal y como es. Entonces aprovecha el entusiasmo del grupo, lo lleva al monumento que re-cuerda el acontecimiento bélico y lo introduce en la historia.

Un rato después del intercambio con las dulces maestras y sus actuales alumnos, la suerte propició el encuentro con once muchachos con uniforme de secundaria básica, quienes retornaban a La Anita desde el centro mixto Juan Pedro Carbó, ubicado en el cercano poblado de Los Ángeles.

Todos hablaron con cariño sobre los maestros de la escuela primaria donde estudiaron cursos atrás. La más elocuente resultó Iraima López Cansino, quien además de confirmar la realización de acampadas en las cercanías del monumento, ofreció detalles del cohete soviético y del avión yanqui derribado; y aseguró que cada mes de octubre permanece en guardia para que en el centro mixto no dejen de incluir en las efemérides importantes lo ocurrido 51 años atrás en el barrio donde vive.

EL DERRIBO DEL U2 EN TERRITORIO CUBANO

la cia reconoce finalmente la existencia del area 51 de ahi salieron los U2 contra cuba

la cia reconoce finalmente la existencia del area 51 de ahi salieron los U2 contra cuba

Publicado en el artículo La CIA reconoce finalmente la existencia del Área 51: De ahí salieron los U-2 contra Cuba en http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/08/17/la-cia-reconoce-finalmente-la-existencia-del-area-51-de-ahi-salieron-los-u-2-contra-cuba/

En octubre de 1962, la aviación de exploración táctica norteamericana incrementó sus vuelos rasantes, al punto que el gobierno revolucionario cubano ordenara el 26 de octubre que, a partir del día siguiente, se abriera fuego contra los aviones enemigos en vuelo a baja altura. Dada la insolencia del gobierno norteamericano, el 27 fue derribado un avión U-2 sobre el norte de Oriente, hecho que marcó uno de los momentos más dramáticos de la crisis.

El aparato espía cayó a las 10:17 minutos en medio de un camino, entre unos campos de caña de una zona llamada Veguitas Tres, según reseñó la prensa de la época.

Mayor Rudolph Anderson Jr., piloto de la aeronave derribada. El U-2 perdió un ala, y envuelto en llamas se abalanzó a gran velocidad hacia la tierra. El cuerpo del piloto norteamericano, el oficial Rudolph Anderson, estaba separado unos cientos de metros del aparato, que se partió en tres partes. Su cadáver, fijado a la silla del avión, se encontraba exactamente entre un cañaveral y la línea del ferrocarril.

Le fue ocupado un Plan de Aviso donde se pudo ver que había volado sobre Corea Democrática y sobre Cuba en otra ocasión. Además, una billetera negra con 20 dólares, dos cheques en blanco números 232 y 233, un anillo y un carné de mayor de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Tenía 35 años y pesaba 180 libras. Traía también cámara fotográfica manual, radio, un paracaídas, una mochila plástica con medicamentos, anzuelos de pesca, tijeras, agua potable, un fusil calibre 22 con bastantes cápsulas, cuchillas, medias y hasta un tirapiedras. Un tractor y una grúa arrastraron la aeronave hacia la vía férrea y la montaron en planchas. En tren se llevaron los restos del avión hasta Veguitas Seis, donde esperaban un camión y dos carretas que los trasladaron hacia Ojo de Agua, en Bijarú.

El cadáver del piloto fue trasladado a la morgue del hospital del Central Nicaragua, donde el entonces enfermero Abel Tarragó López, que tenía 24 años, ayudó al médico cubano Víctor Pupo y practicaron una preparación inicial del cuerpo del mayor Anderson. Suturaron sus heridas y le inyectaron formol al 40 por ciento.

Después los restos se trasladaron hacia Antilla, donde la morgue que allí funcionaba tenía refrigeración. Posteriormente el cadáver se envió hacia Holguín y más tarde rumbo a Santiago de Cuba, donde se le practicó la necropsia oficial por especialistas forenses.

Anderson había nacido en Greenville, Carolina del Sur, Estados Unidos, el 15 de septiembre de 1927. Su cadáver fue devuelto a Estados Unidos. En la ceremonia de entrega oficial del sarcófago con su cadáver y sus pertenencias, realizada el domingo 4 de noviembre a las tres de la tarde, en el aeropuerto de Rancho Boyeros, participaron Emil A. Stadelhofer, embajador de Suiza y el doctor Antonio Carrillo Carreras, director de Protocolo del MINREX. Fue sepultado en su tierra natal, el 6 de noviembre de ese año 1962.

Desde la trinchera de mayor peligro “Nunca brilló más alto un estadista que en esos días”, escribió el Che, en su célebre carta de despedida, sobre la postura de Fidel en la Crisis de Octubre.

El mismo Comandante en Jefe, en sus Cien horas con Fidel, de Ignacio Ramonet, comenta aspectos esenciales de este suceso histórico: “Los norteamericanos detectan las instalaciones para los misiles entre el 14 y el 15 de octubre (…) El 16 se le informa a Kennedy. Seis días después comienza la Crisis de Octubre (…) permitir volar a los aviones espías le otorgó, gratuitamente al adversario una ventaja extraordinaria (…) El 20 de octubre (…) se decide el bloqueo naval de la isla con 183 buques de guerra, entre ellos 8 portaaviones y 40 000 infantes de marina a bordo (…) se concentraron en la Florida 579 aviones de combate, estaban listas 5 divisiones del Ejército, entre ellas las de élite aerotransportadas, 82 y 101 (…) Kennedy habla por la televisión el 22 a las 7 p.m. y anuncia el bloqueo naval a Cuba (…) dice que la URSS debe retirar sus proyectiles o arriesgarse a esa guerra (…) El 21 de octubre había ya 21 rampas de lanzamiento terminadas”.

El bloqueo naval yanqui se hizo efectivo el 24 de octubre. Fidel había anunciado por la televisión el día antes la Alarma de Combate y la movilización de nuestros combatientes: 300 000 hombres sobre las armas.

“(…) seguían sus aviones espías U-2 -recuerda Fidel a Ramonet- y empezaron también a hacer vuelos de reconocimiento, incluso a baja altura. Nosotros decidimos disparar contra los aviones norteamericanos que volaban rasantes. El vuelo rasante no se podía detectar entonces, y facilitaba un ataque por sorpresa. Se lo planteamos a los responsables militares soviéticos que estaban aquí, les dijimos que los vuelos rasantes no se debían permitir. Les informamos previamente que íbamos a disparar. Y abrimos fuego de artillería antiaérea.

(…) El 27 de octubre, una batería de cohetes antiaéreos SAM en la provincia de Oriente, manipulada por los soviéticos, dispara y derriba a un avión espía U-2. Se produce entonces el momento de máxima tensión. Muere el oficial norteamericano Rudolph Anderson”. (Páginas 313-314 del libro citado). En carta de Fidel a Nikita Jruschov, el 26 de octubre, le dice: “El estado moral del pueblo cubano es sumamente alto y se enfrentará al agresor heroicamente”. Jruschov en carta a Fidel, el 28, le plantea: “(…) ayer ustedes derribaron uno de ellos, mientras que antes no los derribaban cuando sobrevolabansu territorio”.

Ese mismo día, también por carta, el Comandante en Jefe le responde: “Si queríamos evitar los riesgos del ataque por sorpresa, era necesario que los artilleros tuvieran órdenes de disparar. El mando de las fuerzas soviéticas le podrá brindar informaciones adicionales de lo que ocurrió con el avión derribado (…) si usted instala los cohetes tierra-aire, no puede permitir que vuelen por encima del territorio que debe defender (…) Estados Unidos no permitiría que un avión de observación soviético volara sobre sus cohetes en Italia y Turquía”.

Esta entrada ha sido publicada en Lugares y etiquetada como , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Historia para crecer

  1. Rafael Ramón Bauzá Diez dijo:

    Roger mis saludos camarada.
    Le presté mi libro a mi hermano y el que presta un libro valioso, sabe que lo pierde.
    Sin embargo lo leí muchas veces y esto es lo que entendí, visto desde el punto de vista semántico, tal vez se pueda creer que Cuba dió la orden , pero en el orden militar, la orden fue disparar contra los aviones en vuelo rasante por el peligro de un ataque inmediato y perder la iniciativa.
    El U2 , al igual que el SR71 son aviones que vuelan cerca de la estratósfera o sea a mucha altura, no rasante a baja altura, aunque representaba un peligro estratégico , no era inmediato. Mas bien entendí que el General Soviético al mando Georgi Alekseevich Voronkov tomó la iniciativa por solidaridad combativa. En entrevista al oficial al mando en Banes Iván Mironovich Guerchenov publicada en Juventud Rebelde , este planteó:
    «La orden dada por el Comandante en Jefe Fidel Castro era disparar a todo avión que violara el espacio aéreo cubano y coincidía exactamente con la disposición de la jefatura de nuestras tropas en Cuba.
    Ahí el generaliza a todo avión , no dice nada de vuelo rasante.
    En los sucesos de la crisis de Octubre hubo mal manejo , tal vez por cuestiones del idioma de muchos términos , incluso Nikita llegó a plantear en una carta que Fidel le solicitaba golpear con armas nucleares a los EEUU.
    Todo esto ha sido muy tergiversado y la realidad es que Cuba siempre mantuvo una posición muy digna e independiente . Por eso brilló tan alto el estadista. En esa crisis , a cuyo arreglo no se invitó a Cuba , solo ganamos la Gloria, pues todas las demás demandas fueron incumplidas. Aun nos queda el bloqueo del cual estas escribiendo exelentemente.
    Saludos y te dejo este enlace para que le eches un looking al blog y me des consejos ,si no lo crees conveniente no publique este comentario ok Saludos Bauza
    http://lobuenodecuba.cubava.cu/2013/10/31/los-hombres-del-isla-huele-a-peligro/

  2. Rafael dijo:

    Tengo entendido que el derribo del avión U2 fue una decisión del mando soviético de la unidad antiaérea radicada en Banes, no la decisión del gobierno cubano que si había ordenado desde el día anterior no permitir aviones en vuelo rasante. Según entiendo al leer la historia contada por Fidel en su entrevista con Ignacio Ramonet. En este artículo no me queda claro de quien partió la orden y quien tomó la decisión.

    • Roger Luis Guerrero Peña dijo:

      Rafael; como dice Fidel en la segunda oración del último párrafo de la página 313 en Cien Horas con Fidel; “Nosotros decidimos disparar…”, los Soviéticos no podían decidir eso porque era territorio cubano.
      En el material publicado (dos artículos independientes por cierto, recogidos en uno solo) también se refleja así.
      Gracias por tus siempre oportunos comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *