Contra Cuba no hay bloqueo, ¿que hay entonces?

Ángel intentaba ocultar tras la gorra su cabello caído. Un día me confesó que conoció los detalles de su enfermedad y el “trabajo” que se pasaba con los medicamentos, pero prefirió no darse por enterado. Como secuela del trauma, hoy padece una hipertensión emocional. No quiero publicar fotos del tema.

Hoy, una vez más, me resultó repugnante escuchar las palabras del representante de los Estados Unidos, con palabras retóricas, falsas e hipócritas; que una y otra vez trata de defender una política fascista, arcaica y antidemocrática.

Quien escucha sus palabras tal pudiera llevarse la idea de que es un paraíso el intercambio entre ambos países y que la ayuda o el comercio llega a todos. También que nuestros hospitales se abastecen con recursos que se producen en el gigante del norte. Cuanto abuso, mentira y engaño. Nada más sarcástico e inhumano.

Como siempre, basaré mi opinión en la verdad que conozco o la experiencia vivida, para que los elementos que aporto tengan como base lo que me siento en condiciones de debatir o rebatir; por ello trataré elementos fuera de los comúnmente mencionados alrededor del tema y lo más cercano a mi posible.

Tristemente para mi, el ejemplo más contundente del nefasto bloqueo está asociado a la salud de mi primogénito. El trauma familiar se agudizó cuando una sucia enfermedad requirió de determinado tratamiento con quimioterapia y empezó la indeseable historia:

  • El citostático de elección no lo hay, utilizaremos alternativas.
  • Está haciendo alergia a la quimioterapia y los productos a utilizar no los tenemos, hay que cambiar el tratamiento.
  • Se agota la reserva del producto, estamos bajo la presión de si llegan a tiempo.

Muchos otros elementos conocí y sufrí por mi característica de quererle llegar hasta el final a las cosas: precios que se estaban pagando por los productos, peripecia e inventos para traerlos al país, amigos que han sido afectados por querer ayudar en estos casos, …

Yanet nació afectada por la guerra biológica, hoy sufre por a carencia de equipos de audio para sordos

Yanet nació afectada por la guerra biológica, hoy sufre por a carencia de equipos de audio para sordos

Mi prima Yanet, viva gracias a la obra de la medicina cubana al abortar su mamá como consecuencia del dengue introducido en Cuba en uno de los negros capítulos de la guerra biológica que se nos ha hecho desde el vecino del norte, le quedó de su prematuro nacimiento y prolongada estancia hospitalaria, entre otras afecciones, un crítico déficit auditivo; que no solo afectó su vocabulario y lenguaje; sino que le ha limitado considerablemente su capacidad de comunicación y desarrollo social.

Hoy Yanet no solo sufre el daño heredado de ese aborto provocado por la inhumana guerra, sino que presenta serias dificultades para obtener las prótesis y amplificadores para sordos y sus accesorios y piezas de repuestos. Constantemente se presentan inconvenientes como la rotura del equipo sin posibilidad de remplazarlo, carencia de pilas para su funcionamiento o piezas en el improvisado taller creado para alargar la vida de un equipo desechable.

El país a través de la ANSOC, le facilita a sus asociados la venta subsidiada de los vitales para ellos dispositivos microelectrónicos. Sin embargo, la adquisición de los mismos en el mundo se dificulta en extremo por la tecnología o el origen “Made in USA”, prohibido para Cuba; o por donaciones realizadas por organizaciones o personas amigas de nuestro pueblo.

Un tercer elemento que me toca directamente, es el mismo por medio del cual llego hasta Ustedes y que hoy también “utilizó” el representante yanqui: la Internet en Cuba. Una y otra vez “cacarean” sobre el derecho negado por el “Gobierno de Cuba” a sus ciudadanos para acceder a Internet. Señor representante del gobierno yanqui, déjese de hablar tanta mentira y autoricen mayor ancho de banda a Cuba, no bloqueen la venta de tecnología como los ruters, establezcan relaciones financieras normales; para que mi gobierno pueda adquirir esos medios, y después critiquen.

Cuba rodeada de cables submarinos internacionales no se puede conectar a ninguno de ellos gracias al “Bloqueo”

Quizás si ese bloqueo no existiera, primero no tendría sentido este escrito. Después, podría yo haber descargado su enmarañado discurso para un mejor análisis, y no haberme limitado a escucharlo una única vez, puesto por la televisión de este país “sin libertad de prensa”, que lo pasó en vivo. Tampoco tendría que esperar siempre hasta altas horas de la noche para que baje el tráfico de datos y mejore un poquito mi conectividad conmutada con el dominio .cu.

No creo necesario ejemplificar más sobre este triste tema que solo persigue objetivos inhumanos soportados en la complicidad e ignorancia consciente. Lo digo apoyado por el memorando del subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, escrito el 6 de abril de 1960 y desclasificado 30 años después, dice, cito: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro […] No existe una oposición política efectiva […] El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica […] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”. Fin de la cita.

Recomiendo para quienes quieran profundizar en el tema, que revisen en el grupo “Crónicas de Marcos Jesús…” (Marcos Jesús Concepción Albalat); la Crónica: La Revista Cubana Bohemia publicada en ARGOS: DICIEMBRE 08 DE 2010… (http://espanol.groups.yahoo.com/group/ArgosIs-Internacional). Ahí no se habla de bloqueo, pero permite perfectamente entender las razones del gobierno de los Estados Unidos para mantener la criminal política.

Cuan más alejado de esta política que la posición del pueblo y los empresarios conscientes del problema en Estados Unidos, fuerza fundamental para romper el bloqueo por las más disímiles variantes; y que por lo menos la amistad entre ambos pueblos hermanos mantengan una vía de comunicación e intercambio.

Los “campeones de la democracia” no respetan la voluntad de la inmensa mayoría por años

 

Esta entrada ha sido publicada en Sociedad y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *