De cuando Neptuno y Poseidón se combinan y quieren visitar la tierra

1OlasBaracoa

Baracoa: sin precedente en sus anales, la altura de las olas y el volumen de aguas del mar que penetraron a la ciudad destruyéndolo todo

El mar. El cambio climático entre nosotros (IV).

Como ha sido el estilo en los trabajos anteriores, continuaré este sensible tema del cambio climático analizando los elementos a partir de mi experiencia personal. Hoy dedicado a reflexionar sobre la influencia en el litoral, dada la configuración larga y estrecha de la provincia Holguín, donde solo el municipio “Rafael Freyre” cuenta con 36 Km.

Por mucho tiempo quedó grabado en mi memoria la imagen de “gigantescas olas” que batían contra el muro del Morro de La Habana y su estela superaban la farola del simbólico faro. Esta imágenes, pasaron a ser una reducción significativa al observar tras el paso del huracán Ike cercano a la ciudad de Baracoa, como arribaban a la costa olas que superaban fácilmente edificios de cinco niveles construidos con losas prefabricadas; las cuales eran arrancadas por el golpe de agua, a pesar de lo alejado de los edificios de la línea costera.

Retomando los lugares que me son más familiares, existía una instalación que en cuatro momentos me mostró la furia de los mitológicos dioses, en la popular Playa Blanca: el Comedor de Leonides (Restauran de la Agricultura). Los cambios de intensidad los he percibido a partir de los daños causados a instalaciones cercanas y que en la imagen se muestran. Mi primer recuerdo de esta instalación destruida por el mar se remonta a octubre de 1986 con el inicio de mi vida laboral, cuando impulsado por un huracán que pasó paralelo a la costa, el mar se “tragó” al recién remodelado restauran sin dejar huellas del mismo. Lo novedoso ha sido que con el paso del tiempo, las furiosas aguas saturadas de sal común, han penetrado y batido con fuerzas en lugares más distantes tierra adentro.

Una ves más, prefiero el mensaje de las imágenes. Veamos.

El desaparecido "Comedor de Leonides"

El desaparecido “Comedor de Leonides”

El ya no existente “Comedor de Leonides” (Restauran de la Agricultura), en lo que conozco, cuatro veces se lo “tragó” el mar, pero cada ves con más fuerza y un avance muy superior.

3AreasPenetra

Penetraciones del mar en el litoral del municipio “R Freyre”

Las zonas afectadas por la penetración del mar en “Rafael Freyre” establecieron record. Las áreas en colores azul claro de la zona costera fueron ocupadas por primera ves.

4MalecónGibara

El malecón de Gibara y otras instalaciones no pudo con la furia del atlántico

El malecón de Gibara es muestra clara de la fuerza del mar tierra adentro. La carretera del litoral con su malecón y las primeras líneas de casas; a pesar de la altura del suelo a esa distancia, fueron “pastos marinos” para las furiosas “criaturas del océano”.

El viejo parquecito del televisor

El viejo parquecito del televisor

Solo los que conocimos este apacible y recordado lugar, podemos tener una idea de lo que es capaz de hacer el mar. Ni el hormigón ciclópeo, ni el armado ni el prefabricado; tampoco el viejo júcaro negro, soportaron las violentas caricias marinas y su bombardeo de rocas.

Cabaña de la tercer ilera de la Agricultura

Cabaña de la tercer hilera de la Agricultura

Esta cabaña alejada del mar, detrás de dos líneas de construcciones y a buena altura, muestra en su parte trasera cuanta arena y piedra salida del océano vino a parar aquí. Ello significa que pasó por encima de su techo y aún destruyó otra en la parte de atrás. Observe parte de los muros en el borde inferior izquierdo.

Nada, que cuando la naturaleza exige lo que es suyo, de que lo coge, lo coge.

Esta entrada ha sido publicada en Ciencia y Técnica y etiquetada como , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a De cuando Neptuno y Poseidón se combinan y quieren visitar la tierra

  1. Yoniesky Rodríguez dijo:

    Saludos y feliciaciones por su blog.

Responder a Yoniesky Rodríguez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *