Si el apagón amenaza… preparemos la casa

Tres apagones por estos días de unas tres horas de duración cada uno, generados por la combinación de la escasez de combustible para la Generación Distribuida y fallas técnicas y programadas en los grandes generadores; combinados con la poca movilidad que permiten las medidas sanitarias vigentes, me llevaron a revisar el estado de mi “artillería pesada” para el enfrentamiento a situaciones adversas y hacerle algunas actualizaciones técnicas.

Ya que mis vecinos siempre acuden por alguna solución al momento y por la disponibilidad de todo lo necesario, les traigo una invención que se hace en 5 minutos con una lata vieja (embase metálico cilíndrico o cuadrado, de hojalata o cualquier otro material que resista el fuego) o pedazo de lámina de metal; un clavo o puntilla o cualquier cosa con que perforar y cortar el metal; unos pedacitos de alambre u otra varilla metálica y con que golpear.

La solución se soporta en un enbase de metal cilíndrico o cuadrado, o una lámina de metl con la que hacer esa forma.

En un lado marcaremos y recortaremos dos rectángulos sin muchas precisiones que tendrán la misión de permitir la entrada de aire por debajo de la llama, el más pequeño y situado debajo del más grande, que tendrá el mismo ancho, pero mucho más alto para permitir la alimentación del combustible.

Se retira una tapa, perforan los orificios y recortan las galerías de ventilación y alimentación

En el espacio entre ambas aberturas perforaremos pequeños orificios en todo el perímetro del embase, es este caso lo espacié aproximadamente 2,5 cm; no es crítica la medida y depende del combustible que consideremos emplear.

En esta ocasión al recortar las aberturas rectangulares lo hice en tres de sus lados, dejando el lado común y doblando en sentido opuesto, lo que no tiene ningún requerimiento, pero me permite dar mayor resistencia mecánica al metal en ese punto debilitado y que el trozo de metal más grande y doblado hacia fuera me asegure mayor estabilidad del combustible a emplear.

El material recortado de las galerias se doblan a cobeniencia y las recorterías de alambre o varillas se pasan por los orificios para crear una parrilla

Los trozos de alambre o varillas metálicas los empleé para formar la parrilla soporte del combustible para que este no toque el fondo y se cree una cámara de combustión u hogar debajo del mismo.

Combustibles de experimento: madera cerrada, madera rolliza, paja de maiz, hojas secas y carapacho de coco. A la derecha la flama optenida.

Este fogón (Estufa) está diseñado para la quema (combustión) de biomasa sólida, en este caso lo probé con (de izquierda a derecha) trozos de madera serrada, trozos de madera rolliza producto de poda, hoja de maíz, hojas secas de mango y carapacho (corteza) de coco. Estos tres últimos resultan excelentes yescas o iniciadores, aunque pueden ser el combustible principal también.

La calidad de la combustión sin vasija encima lo demuestra la imagen de mi tio en el traspatio de la casa contigua a través de la llama.

Debo señalar que aunque las medidas no son críticas, es bueno que la altura de la abertura superior no exceda 1/3 de la altura de la vasija empleada para la fabricación del fogón, para garantizar una combustión más completa y menos humo (si se logra una columna de combustión más alta, se acerca más a un fogón tipo roket, más eficiente y violento); mientras que el ancho de estas inferior a 1/5 del perímetro de la vasija garantiza mayor resistencia mecánica, durabilidad y menor riesgo de accidente, si como en el caso del experimento, empleamos la misma vasija como soporte de la olla.

En un minuto inició la ebullición y el único humo visible fué cusa de una tablita de pino tea

En la observación del experimento logré con una vieja olla de presión “Pronto” con 5cm de agua y sin tapa, dos bananas vianda del tipo burro o bungo, que en un minuto iniciara la ebullición que en 4 minutos ya era total y el único humo observado estuvo asociado a un trozo de tabla de pinos resinoso (Tea) que inserté.

Aproximadamente la mitad del combustible mostrado fue suficiente para la cocción del alimento, aunque no se tapó la olla.

De izquierda a derecha: lampara china con 62 años de uso, fogón de alcoho y de “palón” chiquito y, el olvidado “soplete”

Aquí les muestro otros objetos museables y soluciones que forman parte de esta “artillería”. La lámpara o farol chino o lámpara de gas se mantiene “lista para actuar” habilitada y con el iniciador (alcohol y fósforo) al lado. Con suficientes piezas de repuesto de cuando nadie compraba para los próximos 100 años, así que considerando su siglo de invento en el presente año y que esa alfabetizó en Quibicán, puede asegurar más de 160 años de trabajo si mi amiga me sigue haciendo llegar camisetas (mantle for gas lamp) desde Canadá.

En el centro a la izquierda el fogón (estufa) de emergencias que más utilizamos y que si los comentarios lo requieren, mostraré como hacerlo, y a la derecha otro más de leña o carbón con varios años de uso de emergencias, pero que no me gusta tanto como el que hice hoy porque la leña debe ser en pequeños trozos y no hay como regular la intensidad de la llama, pero muy eficiente y de combustión muy completa.

A la derecha, un veterano olvidado con más de 25 años en un rincón por haber perdido una pata. Lo limpié, hidraté la zapatilla, cambié una junta calcinada, habilité y… como todo lo сделано в СССР,… observen la calidad increíble de la llama.
Para los que en el mundo no conocen sobre Cuba, antes del inicio de la temporada ciclónica (1ro de Junio), el estado entrega a cada familia combustibles para emergencias, que en mi caso es Keroseno y Alcohol Etílico al 70%. Para nuestra casa que empleamos como medio principal de cocción equipos eléctricos, es suficiente la cantidad que nos entregan y siempre se nos acumula de un año para otro.
AH!!!, esto no es todo, si los comentario lo solicitan, mostraré algo de la “Artillería Estratégica” que poseo para estas situaciones y factibles de generalizar por cualquiera.
Esta entrada ha sido publicada en Sin categoría y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *